El crédito empresarial es una herramienta muy útil para ayudar a mejorar la disponibilidad de dinero en efectivo de los negocios, el cual representa uno de los elementos clave para mantenerlos a flote. Descubre por qué es tan crucial y en qué te pueden beneficiar.

En el contexto actual, las empresas buscan reponerse luego del golpe económico que significó la pandemia por el COVID-19.

Se espera que el PIB, que en 2020 retrocedió un 8.5%, pueda seguir recuperándose en 2022. Lo anterior, como parte de un entorno en el que la liquidez financiera ha cobrado una relevancia especial.

Pues es el momento de salir adelante para las empresas que lograron resistir las condiciones económicas adversas en años recientes.

¿Cómo se potencia el financiamiento de empresas?

Hay diversos tipos de inyecciones monetarias que pueden obtener las empresas, desde préstamos, hasta financiamiento colectivo, del gobierno, venture capital, incubadoras, y por supuesto los que otorga la banca comercial.

De acuerdo con datos del Banco de México, referentes al trimestre correspondiente a enero-marzo de 2022, se estimó que un 46% de las empresas cuentan con un crédito, esta es una cifra que muestra la trascendencia de este tipo de financiamientos.

Contar con un crédito empresarial es importante para mantener la liquidez financiera y es algo que permite generar estrategias para el crecimiento de un negocio.

La importancia de la liquidez de una empresa

Hay compromisos que una empresa debe de cubrir en el corto plazo, como pagos a proveedores, de nómina o impuestos, y cumplir con esas obligaciones es fundamental para mantener las operaciones y la generación de ingresos.

Sin embargo, debido a una mala planificación financiera, problemas de productividad o situaciones de morosidad de clientes.

Un negocio puede quedar sin efectivo disponible, y si eso ocurre, las finanzas se ven seriamente comprometidas para la continuidad de sus operaciones e incluso la empresa puede quebrar.

Por eso es importante tener en cuenta y calcular la capacidad que tiene un negocio para liberar sus obligaciones mediante un índice especializado, para anticiparse a alguna contingencia que pueda ocurrir.

Una manera de hacerlo es obtener financiamiento, al que podemos dar distintos usos.

¿Cómo ayudan los créditos a empresarios?

Si se necesita fortalecer la liquidez de una empresa, esta herramienta puede ser de gran utilidad para optimizar los recursos al automatizarlos y modernizarlos.

Eso puede ahorrar gastos al ubicar procesos ineficientes, lo cual se traduce en un crecimiento del negocio.

Otro aspecto a considerar al contar con créditos a empresarios, es que nos hace ganar tiempo cuando se necesitan recursos de forma inmediata.

Especialmente si el negocio está en crisis y se requiere liquidez para mantenerlo a flote.

Esto puede propiciar un periodo para ajustar las políticas de cobro, y negociar con los clientes.

E implementando ventajas que estimulen los pagos y eviten situaciones de morosidad.

Este tipo de crédito es un instrumento muy útil para darle un impulso extra a tu negocio.

O para salir de alguna situación que demande recursos inmediatos, como puede ser la falta de liquidez.

Sea cual sea el caso, los asesores de SOC están para guiarte, desde la precalificación del crédito en adelante, para que puedas obtener el apoyo que necesitas para el crecimiento de tu negocio.