<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=183476852249331&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Guía para aprender a ahorrar ¿qué son los gastos fijos y variables?

Publicado por Carmen Castellanos el 9/06/21 05:09 PM
Carmen Castellanos

En México, seguimos con el proceso de construir una mejor educación financiera. Dentro de los principales retos destaca el aprender a ahorrar para en el futuro poder utilizar esos recursos en lo que más deseamos o necesitemos. Por ello es importante comprender un par de rubros, y manejarlos adecuadamente: los gastos fijos y variables.

Además de ser un buen hábito, el ahorro nos permite tener planes para el mediano y largo plazo. Para comenzar con el pie derecho será importante definir tus objetivos, es decir, ¿para qué voy a ahorrar? ¿qué me interesa hacer o tener en el futuro? ¿comprar una casa? ¿hacer una maestría? ¿casarme? Esto sin duda te ayudará a saber con claridad los pasos a dar.

Guía para aprender a ahorrar.

Otro punto relevante es identificar el tipo de gastos que realizas y cómo puedes administrarlos mejor para destinar un mayor porcentaje de tus ingresos al ahorro. Se sugiere que al menos puedas ahorrar 10% de lo que ganas, pero, qué tal que le metes un poco más.

Gastos fijos

Son aquellos que cubres de manera permanente en un determinado periodo, por ejemplo, mensual como la renta, el gas o el celular. También puedes considerar las colegiaturas de tus hijos, y los servicios de tu vivienda como agua, gas y luz.

Gastos variables

Son aquellos que pueden surgir en cualquier momento. Aquí puedes incluir una salida al cine, la compostura de tu auto, una comida fuera de casa o atender alguna enfermedad de tu familia o tu mascota.

¿Cómo empiezo?

Una vez que has identificado los gastos que arriba te mencionamos, te sugerimos poner fechas y metas que te ayuden a medir tus avances. Si no pones cantidades y fechas límite será muy difícil que puedas medir si estás alcanzando con éxito lo que te has propuesto.

Paso a paso.

  1. Identifica tus ingresos. Realiza una lista de todos tus ingresos; es importante tener claridad sobre esto para que estés consciente si estás gastando adecuadamente o, incluso de más. Aquí, anota todos tus ingresos, tanto de nómina como de cualquier otra actividad.
  2. Haz un registro de tus gastos. Esta parte es esencial porque tendrás claramente lo que deberás cubrir mes con mes y detectar si realmente hay algo que está consumiendo dinero de más. Organizarte en este sentido te permitirá tomar una mejor decisión sobre la cantidad que podrás destinar a tu ahorro.
  3. Adiós a los gastos innecesarios. Con la llegada de distintas plataformas de música o streaming, es muy fácil caer en la suscripción de varios de estos servicios, pero ¿las usas todas? ¿las aprovechas al máximo? Casi te podemos asegurar que no, y como este caso, puede haber otros alrededor de tu vida. Identifica los gastos innecesarios y elimínalos a la brevedad.
  4. Escribe tus metas. Ahora sí, ya con claridad y tras haber eliminado lo que no necesitas, y saber cuánto realmente puedes destinar a tu ahorro, fíjate metas que puedas alcanzar. Si, por ejemplo, estás en busca del enganche para tu casa y con ello comenzar la construcción de tu patrimonio, sé estricto en tiempos y montos. Será dinero que no querrás malgastar. 

Si planeas ahorrar para comprar casa, un seguro o impulsar tu empresa, un crédito siempre te puede complementar. Visita socasesores.com y asesórate con los mejores.

Temas: Mejorar mis finanzas

Últimas publicaciones