<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=183476852249331&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Conoce 3 tipos de inversiones inteligentes que algún día debes hacer.

Publicado por Carmen Castellanos el 26/03/21 09:00 AM
Carmen Castellanos

Una inversión, generalmente, nos ofrece un rendimiento y nos apoya a fortalecer nuestro patrimonio. Si este es tu objetivo, aquí te presentamos tres tipos de inversiones inteligentes  para que analices y puedas proteger y/o hacer rendir tus recursos.

En México, varias instituciones financieras y bancos te permiten contar con diferentes alternativas para cumplir este objetivo, como invertir en un bien inmueble, hacer crecer tu empresa para obtener ganancias potenciales o cubrirte a través de un seguro.

modern glass spiral staircase with metallic hand-rails.

Inversión Inmobiliaria.

Adquirir un bien inmueble te convierte en un buen inversionista por varias razones; por ejemplo, cuando compras en una zona que te puede generar plusvalía, si buscas alquilar y obtener ingresos por este concepto, o remodelar una propiedad para luego vender a un mejor precio.

Publicaciones especializadas estiman que, en la última década, por ejemplo, los departamentos en la Ciudad de México han triplicado su precio, lo que ha permitido a sus propietarios obtener un rendimiento superior al de cualquier instrumento financiero que ofrecen los bancos.

Con base en datos de la Sociedad Hipotecaria Federal, señalan que entre 2011 y 2017, el precio de las viviendas aumentó entre un 4% y a un 8% a nivel nacional, a tasa anual. Otra de las ventajas de invertir en un bien inmueble es que tienes un riesgo relativamente bajo, puesto que sólo en pocas ocasiones una propiedad pierde su valor.

Además, apoyarte de un crédito hipotecario te permite un ahorro sólido ya que es un dinero que inviertes en un espacio para vivir, rentar o vender, en las mejores condiciones posibles conforme a tus planes.

Opciones para tu Pyme

Otra de las opciones para invertir de forma inteligente es en tu empresa a través de un crédito empresarial.

Éste financiamiento te permitirá trazar una independencia entre tus finanzas personales y tu negocio, además de que obtienes un esquema que realmente te va a funcionar para la operación de tu empresa.

Financiar la compra de más inventario o nueva maquinaria, por ejemplo, te permitirá hacer impulsar a tu compañía y, potencialmente, tus utilidades, de esta forma, también estarás incidiendo positivamente en la economía del país.

Prevenir es mejor

Si optas por adquirir un seguro, también estás invirtiendo tu dinero ya que los seguros tienen como meta reducir la incertidumbre sobre el futuro inmediato, donde firmas un contrato o póliza con una compañía de Seguros que te compromete a pagar una determinada cantidad por un plazo determinado, generalmente un año, el cual garantiza un cierto pago futuro ante cualquier eventualidad, imprevisto u objetivo a cubrir.

Los más comunes son los seguros de vida o generales, pero hay también seguros de automóviles, de coberturas ante accidentes o desastres naturales cuando compras un bien inmueble, o contar con un esquema de cobertura cuando tus hijos vayan a la universidad.

Si bien estas tres opciones son atractivas para invertir, siempre te sugeriremos acercarte a un Asesor de SOC quien te podrá orientar sobre el esquema que más te convenga en cualquiera de estas inversiones para hacer crecer tu dinero.

Nueva llamada a la acción

 

Temas: crédito hipotecario, Construir mi futuro financiero, Crédito empresarial, Seguros

Últimas publicaciones