<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=183476852249331&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tipos de créditos hipotecarios en México y cómo puedes usarlos

Publicado por Carmen Castellanos el 20/01/20 01:49 PM
Carmen Castellanos

Un crédito hipotecario te puede resultar útil para distintas finalidades, lo importante es que tengas claro cuál es tu objetivo a la hora de acercarte a un banco y checar las opciones que ofrecen. Entérate de todas las opciones que hay en el mercado.

Para empezar, este tipo de préstamo te permite adquirir una casa o recibir dinero como garantía de un inmueble. Esto se hace a través de un contrato que estipula pagos a cierto plazo, con un porcentaje de interés (tasa de interés pactada).


En México, las tasas de interés de los créditos hipotecarios rondan entre el 7.99 hasta 11.25% en adquisición, sustitución o remodelación de vivienda y entre 13% y 15.70% para la compra de un terreno o la obtención de liquidez.

Los plazos de pago de oscilan entre 1 hasta 30 años y para obtener dicho crédito das un enganche desde un 10% del costo del inmueble.

Tipos de créditos hipotecarios

Lo  puedes usar para adquirir una vivienda o comprar un terreno, o bien, para ampliar o remodelar tu vivienda actual. Incluso hay créditos hipotecarios que te permiten contar con liquidez.
Los créditos hipotecarios más comunes están representados por cuatro modalidades:
  • Aquellos que se usan para comprar una vivienda –ya sea una casa o un departamento-, donde los inmuebles en cuestión pueden ser nuevos o usados, o incluso estar en preventa. Conoce cómo funcionan los créditos hipotecarios aquí.
  • Para comprar un terreno, siempre y cuando éste sea de propiedad privada.
  • Para construir una vivienda, sin importar si la propiedad es privada o ejidal.
  • Para ampliar o remodelar tu vivienda actual. En esta última clase de crédito hipotecario es importante que sepas que, generalmente, los bancos otorgan hasta el 50% del avalúo total de tu casa.

Si estás interesado en comprar una vivienda o un terreno para construir, por ejemplo, los bancos pueden prestarte hasta 95% del costo total del inmueble que buscas, por lo que no es necesario pasar toda una vida juntando recursos para que puedas acceder a una vivienda.

El desembolso inicial generalmente va del 10% al 16% del valor total del inmueble, dependiendo de los planes de financiamiento de cada institución bancaria. Es decir, si te interesa comprar un departamento de un millón de pesos, por ejemplo, el desembolso inicial que tendrías que dar rondaría entre los 100 mil a los 160 mil pesos.

Así, mientras corre el préstamo que te otorga el banco, en caso en que decidas comprar un inmueble, éste quedará en garantía. Una vez que cubras el monto acordado, obtienes un documento legal llamado Certificado de Libertad de Gravamen, el cual indica que la propiedad es tuya, y que no tiene ningún adeudo.

Una de las mayores ventajas del crédito bancario, es que tienes la opción de realizar pagos por un monto mayor. Por lo tanto, aunque la tasa de interés sea fija, el monto de tu mensualidad, si así lo decides, se incrementa, permitiéndote pagar el crédito más rápido.

En algunos casos la edad mínima para solicitar un crédito hipotecario es de 18 años. Analiza con un asesor SOC, qué opciones hay para ti, si este es tu caso.

Lo más importante al elegir un crédito hipotecario es que sea como un traje hecho a tu medida. Por esto, debes considerar sus costos, términos y condiciones y acercarte con un especialista para que te ayude a elegir la opción más conveniente para ti.

(Con información de instituciones bancarias y asesores SOC)

Lee más sobre  Crédito hipotecario 

Calcula aquí tu alcance de crédito

Temas: crédito hipotecario

Suscríbete al blog de SOC Asesores

Últimas publicaciones