Tener recursos y comenzar a construir tu patrimonio requiere de una buena gestión de tus ingresos y egresos. Por ello, aquí te contamos qué son las finanzas personales y por qué deberías cuidarlas. 

¿Qué son las finanzas personales?

Las finanzas personales se refieren al manejo y administración que le sueles dar a tus recursos financieros, ya sea de manera individual o familiar.

Esto incluye un buen manejo de tus ingresos, gastos, ahorros, inversiones, deudas y cualquier planeación financiera de corto o largo plazo. 

Las finanzas personales buscan optimizar el uso de los recursos financieros que tienes disponibles para que puedas alcanzar tus metas.

Esto puede ser la compra de una casa, tu ahorro para el retiro, la educación de tus hijos, un emprendimiento o la adquisición de un auto, entre otros objetivos financieros personales. 

Una buena gestión de tus finanzas personales implica la elaboración de un presupuesto, el seguimiento de tus gastos, planear tus inversiones y reducir o eliminar deudas, entre otras cosas.

Buena gestión

Las finanzas personales abarcan una amplia gama de aspectos con el manejo del dinero y los recursos financieros, además de su buena gestión es clave. 

Revisa de manera permanente tus gastos y siempre trata de tomar cursos o talleres de educación financiera para mejorar tus finanzas personales.
  • Presupuesto. Es la elaboración y seguimiento de un plan de ingresos y egresos para administrar eficazmente el dinero que tienes disponible.
  • Ahorro. Son todos los fondos que puedas acumular para emergencias, metas a corto y largo plazo, como la jubilación, la educación de los hijos o la compra de una casa.
  • Inversiones. Es la selección y gestión de inversiones, como acciones, fondos mutuos o bienes raíces, que tienen como objetivo hacer crecer tu patrimonio y alcanzar tus objetivos financieros.
  • Manejo óptimo de deudas. Se trata de la administración responsable de las deudas, incluyendo la comprensión del tipo de éstas, su planeación y la minimización o eliminación de sus intereses.
  • Planeación fiscal. Se trata de tu situación fiscal, donde puedes aprovechar deducciones, créditos y estrategias fiscales eficientes.
  • Seguros. Hay que evaluar y priorizar las necesidades de un seguro de vida, gastos médicos mayores, automóvil, hogar y otras formas de protección financiera contra riesgos imprevistos.
  • Planeación patrimonial. Preparación de documentos legales como testamentos, fideicomisos y poderes notariales para garantizar una transferencia de patrimonio suave y eficiente.
  • Educación financiera. Es importante que desarrolles habilidades y conocimientos sobre conceptos financieros básicos y avanzados para tomar decisiones informadas e inteligentes y con ello mejorar tu salud financiera de largo plazo.

¿Por qué son importantes las finanzas personales?

Las finanzas personales son importantes por varias razones:

A continuación, te compartimos algunos aspectos que las componen y que debes tomar en cuenta para tener unas finanzas personales sanas.

  • Control financiero. La comprensión y gestión adecuada de las finanzas personales da un mejor control sobre la situación económica de una persona. Le permite tomar decisiones informadas y conscientes sobre cómo ganar, gastar, ahorrar e invertir su dinero.
  • Estabilidad financiera. Un buen manejo de las finanzas personales ayuda a garantizar la estabilidad financiera a lo largo del tiempo. Esto te da capacidad de hacer frente a emergencias, evitar el endeudamiento excesivo o mantener un nivel adecuado de ahorros.
  • Bienestar emocional. La planeación financiera adecuada puede reducir este estrés al proporcionar seguridad y tranquilidad sobre el futuro financiero.
  • Alcanzar metas. Las finanzas personales bien administradas permiten a las personas establecer y alcanzar metas financieras a corto y largo plazo.
  • Independencia financiera. La capacidad de administrar eficazmente las finanzas personales ayuda a tener independencia financiera, porque se pueden decisiones financieras basadas en nuestras propias necesidades y preferencias.
  • Construcción de un patrimonio. Las finanzas personales sólidas son la base para la acumulación de riqueza a lo largo del tiempo. Esto puede lograrse ahorrando, la inversión inteligente y la gestión prudente de las deudas, lo que puede conducir a un aumento del patrimonio neto con el tiempo.

Consecuencias de malas finanzas personales

Tener unas malas finanzas personales puede traer una serie de consecuencias negativas que pueden afectar tu calidad de vida y bienestar económico. 

Algunas de estas consecuencias son:

  • Estrés financiero. La falta de control sobre las finanzas personales puede generar estrés y ansiedad constantes debido a preocupaciones sobre la falta de dinero, el exceso de deudas o la incapacidad para hacer frente a los gastos básicos.
  • Endeudamiento excesivo. La mala gestión de las finanzas personales puede conducir a un aumento del endeudamiento, incluyendo préstamos personales, tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles. Esto puede resultar en pagos mensuales abrumadores, altas tasas de interés y dificultades para pagar las deudas.
  • Incumplimiento de obligaciones financieras. La incapacidad para pagar las facturas a tiempo puede traer consecuencias graves, como el corte de servicios públicos, el embargo de bienes y un desempeño negativo en el buró de crédito.
  • Impacto en la salud. El estrés financiero derivado de unas malas finanzas personales puede tener un impacto negativo en la salud física y mental, aumentando el riesgo de problemas como la depresión, la ansiedad o los trastornos del sueño.
  • Falta de ahorros y seguridad financiera. La falta de planeación financiera puede llevar a la ausencia de un fondo de emergencia, lo que deja a las personas vulnerables ante imprevistos como la pérdida de empleo, enfermedades graves o desastres naturales.

¿Cómo mejorar tus finanzas personales?

Identifica los gastos familiares más relevantes para que nunca falte dinero para cubrirlos.

Mejorar tus finanzas personales requiere dedicación, compromiso y la adopción de hábitos financieros saludables. 

Te compartimos algunos consejos para mejorar tus finanzas personales:

  • Evalúa tu situación financiera. Ten una comprensión clara de tus ingresos, gastos, deudas y activos para para identificar que puedes mejorar para establecer tus objetivos financieros.
  • Crea un presupuesto. Elabora un presupuesto detallado que incluya todos tus ingresos y gastos mensuales. Da prioridad a tus necesidades básicas y asigna fondos para ahorros y metas financieras. Registra tus gastos y ajusta tu presupuesto si es necesario.
  • Elimina los gastos innecesarios. Identifica los gastos innecesarios comer fuera de casa, entretenimiento o suscripciones que no utilizas. Busca formas de ahorrar ya sea renegociando contratos de servicios, la sustitución de tu hipoteca o tener proveedores de servicios más económicos.
  • Paga tus deudas. Paga a tiempo tus deudas, en especial las que tienen una alta tasa de interés, como las que tienen las tarjetas de crédito o préstamos personales. 
  • Crea un fondo de emergencia. Destina una parte de tus ingresos para crear un fondo de emergencia que cubra al menos tres a seis meses de gastos básicos.
  • Ahorra e invierte regularmente. Destina a este rubro una parte de tus ingresos de forma periódica y busca oportunidades de inversión que se alineen con tus metas financieras y tu tolerancia al riesgo.
  • Piensa en tu futuro. No descuides tus metas de largo plazo, como tu retiro. Acércate a un asesor financiero para que te oriente y acompañe a realizar un plan financiero integral que te ayude a alcanzar tus objetivos de largo plazo.
  • Sé disciplinado. La mejora de las finanzas personales requiere disciplina y consistencia. Mantente enfocado en tus metas financieras y haz ajustes según sea necesario para seguir avanzando hacia ellas.
  • Invierte tu dinero. Al hacerlo podrás generar un capital extra, siempre busca la opción que más te convenga, una buena opción es invertir en los Certificados de la Tesorería de la Federación, mejor conocidos como CETES.

Conclusión

Tener una buena gestión de tus finanzas personales te permite alcanzar tus metas financieras, atender emergencias e imprevistos sin afectar tu calidad de vida ni tus otras obligaciones como el pago de tarjetas de crédito, hipoteca o un seguro.

Además, te ayuda a tener estabilidad y paz mental, al saber que estás cubierto ante cualquier contingencia.

Siempre es una mejor idea acompañarte de un asesor financiero que te apoye en la creación de un plan que te ayude a alcanzar tus objetivos incluyendo tu retiro.

Fuentes y recursos adicionales

https://www.gob.mx/profeco/documentos/los-jovenes-y-las-finanzas?state=published
https://www.gob.mx/shcp/articulos/12-tips-para-tener-finanzas-personales-sanas-este-2018?idiom=es

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí