Un seguro de vida está diseñado para darte tranquilidad y ofrecer un respaldo económico a quienes más quieres en caso de imprevistos y cuando se tiene pensado contratarlo hay que tener presente quienes serán los elegidos para recibirlo. En este artículo te explicaremos quién puede ser beneficiario de un seguro de vida, además resolveremos las dudas que puedan surgir.

¿Qué es un beneficiario de un seguro de vida?

Empecemos con lo básico, el beneficiario de un seguro de vida, es aquella persona que recibe la indemnización establecida en la póliza en caso de que el asegurado fallezca y lo hace constar en el contrato del seguro de vida.

Hay que tomar en cuenta que cualquiera puede ser beneficiario, incluso si es menor de edad. Sin embargo, en caso de no estar emancipados, la indemnización será gestionada por los tutores. 
Y para que el beneficiario reciba dicha prestación, es necesario que la solicite a la aseguradora que emitió la póliza, presentando los documentos requeridos, como la identificación oficial, el acta de defunción y el oficio derivado de la solicitud del SIAB VIDA.

Tipos de beneficiarios de un seguro de vida

Los tipos de beneficiarios de un seguro de vida pueden ser las personas o entidades que reciben la indemnización cuando el asegurado fallece.

En México, la Ley Sobre el Contrato de Seguro contempla tres tipos de beneficiarios:

  1. Beneficiario revocable: como su nombre lo dice, es aquel que es libremente designado por el asegurado y que, de la misma manera, puede ser removido de la póliza en cualquier momento.
  2. Beneficiario irrevocable: para ser designado como tal, es necesaria su manifestación por escrito seguido de su firma desde el momento en que el asegurado lo solicite a la aseguradora.
  3. Beneficiario preferente: cuando el seguro de vida se contrata con la finalidad de garantizar el cumplimiento de una obligación, se designa al acreedor como beneficiario de la póliza.
Tipos de beneficiarios de seguro de vida

Designación de beneficiarios

La designación de los beneficiarios puede ser de manera libre o legal, según lo que el tomador del seguro haya establecido en la póliza, es decir: 

  • Beneficiarios libres: aquellos que el tomador del seguro elige libremente, sin tener que seguir ningún orden de parentesco o afinidad. El asegurado puede designar a una o varias personas, físicas o morales y puede cambiarlos en cualquier momento. Algunos ejemplos de beneficiarios libres son: amigos, parejas, asociaciones, fundaciones, etc.
  • Beneficiarios legales: son aquellos que la ley determina como herederos del asegurado en caso de que este no haya designado a ningún beneficiario libre. El orden de los beneficiarios legales varía según la legislación de cada país, pero generalmente sigue el siguiente criterio:
  • Primer orden: hijos, cónyuge o conviviente civil (pareja), nietos e hijos del fallecido.
  • Segundo orden: si no hay descendientes, los herederos son los padres u otros ascendientes próximos.
  • Tercer orden: en ausencia de los anteriores, heredan los hermanos.

¿Cómo cambiar o actualizar beneficiarios?

Hay que saber que si es posible cambiar beneficiario del seguro de vida y para hacerlo, debes acudir con tu aseguradora para que te proporcione el formato universal de cambios, que deberás llenar y enviar por correo o entregar a tu asesor junto con una copia de tu identificación oficial.

Considera que por ley, las aseguradoras tienen un plazo de 30 días después de recibir los documentos para entregarte el pago correspondiente. 

Beneficios de ser un beneficiario de un seguro de vida

Sin duda cuando eres el beneficiario, tienes la dicha de recibir una suma de dinero estipulada por el asegurado, que te ayudará a cubrir las necesidades económicas y puede variar según el tipo de póliza, prima pagada y condiciones del contrato. 

No obstante, existen más ventajas de ser el beneficiario de un seguro de vida:

  • Contar con protección, ya que la suma se entrega de manera íntegra y libre de embargos, aunque el asegurado fallecido tuviera deudas.
  • Tener la posibilidad de elegir los tipos de cobertura y los beneficiarios, así como ajustar las condiciones de la póliza.

Conclusión

Si tienes dudas, ponte en contacto con un tu asesor SOC, quien te explicará todo el proceso y te ayudará a designar a los beneficiarios y con los demás aspectos de la póliza. La clave es dar el paso hoy mismo.

Recuerda que es importante que, cuando se dé el caso, se consulte con la aseguradora todo lo que se necesita para que el beneficiario del seguro de vida pueda comenzar con el trámite.

Y si aún no cuentas con un seguro de vida, ¿qué estás esperando? Como ves, los seguros no sólo están para ayudarte en situaciones adversas, a largo plazo te hacen la vida más fácil permitiéndote tener finanzas más saludables. 

Fuentes y recursos adicionales

https://www.gob.mx/tramites/ficha/informacion-sobre-asegurados-y-beneficiarios-de-seguros-de-vida-siab-vida/CONDUSEF5012

https://www.bbva.mx/educacion-financiera/seguros/como-saber-si-soy-beneficiario-de-seguro-de-vida.html

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí