Disponer de recursos monetarios para tu empresa en cualquier momento, te quita preocupaciones sobre todo para aumentar tu capital de trabajo o tener más liquidez, así tu compañía estará funcionando adecuadamente y la salud financiera será la más óptima.

Para poder obtener buena salud dentro de tu empresa es necesario contar con un financiamiento, por lo cual el crédito revolvente es una muy buena opción para las empresas, ya que permite disponer del dinero  en cualquier momento, la principal diferencia a un crédito simple, es que una vez que pagues la deuda, contarás con una línea de crédito completa para seguir utilizando en el momento que tú lo consideres.

¿En qué consiste crédito revolvente?

¿Qué es la línea de crédito revolvente?


Un crédito revolvente es una línea de crédito que puede ser utilizada de forma continua y cuando se vaya pagando el saldo utilizado junto con los intereses que la institución financiera haya requerido.

Este crédito es un acuerdo entre la institución financiera y una empresa que le permite a esta utilizar dinero de forma constante o como su agenda se lo vaya pidiendo, siempre y cuando pague una parte del adeudo con los intereses y otros cargos.

Los créditos revolventes se componen de una tasa de interés, un límite de crédito y los pagos mensuales que la empresa debe de realizar. Con las virtudes de este crédito las empresas financian el capital del trabajo y sus operaciones comunes no se ven afectadas.

Te explicamos la diferencia entre un crédito revolvente y un no revolvente.

¿Qué características tiene?

Por otra parte, la definición de revolvente por parte de la Real Academia de la Lengua es un crédito o préstamo que vuelve a tener vigencia con arreglo a condiciones estipuladas originalmente después de haber sido amortizado.

Permite que los clientes accedan al efectivo hasta un límite establecido; una vez que se paga el adeudo pendiente de este crédito, la suma de dinero está disponible.

La empresa que solicite el crédito tendrá que pagar cada mes, pero todo dependerá de acuerdo establecido con la institución financiera. 

¿Cómo funciona la línea de crédito revolvente?

Existe un acuerdo entre la empresa que lo solicita y la institución financiera, una vez aprobada la línea de crédito, la empresa podrá utilizar los recursos en su totalidad. A la empresa también se le comunica que existe un límite de recursos.

El crédito no tiene fecha de vencimiento, dependerá de la línea de crédito y la manera en que la empresa pague. En algunas ocasiones luego de cumplir con el plazo de pagos, la institución financiera podrá aumentar la línea de crédito.

Te explicamos la diferencia entre un crédito revolvente y un no revolvente.

¿Cuáles son los requisitos de una línea de crédito revolvente?

¿Qué se necesita para un crédito revolvente?


Los intereses que se tienen que pagar suelen ser mayores a los de los créditos tradicionales debido a la flexibilidad que estos otorgan.

Resaltemos que las principales ventajas son:
Las empresas disponen de efectivo cuando lo necesitan.
Otorga liquidez a la empresa.
El financiamiento impacta de manera positiva.

Es importante que la empresa sepa manejar con mucho cuidado este financiamiento, ya que puede acumular una gran cantidad de intereses. Por su puesto las tasas suelen ser diferentes a otros tipos de créditos. Los créditos revolventes enfocados suelen tener mejores líneas de crédito.

Si pagas a tiempo, ya sea saldo total de lo utilizado o el saldo mínimo con pago de intereses, tu crédito se renueva cada mes. Otra de sus características es que en caso de que se te presente una deuda que no puedes pagar, puedes amortizar utilizando el crédito revolvente.      

En caso de tener un imprevisto en conseguir insumos o maquinaria, este crédito te ayuda para enfrentar e incluso para hacer compras emergentes.

¿Cuáles son las diferencias entre revolvente y no revolvente? 

Las diferencias con un crédito simple, es que el simple ofrece sus recursos para que puedan adquirir maquinaria o inmuebles, esto con el fin de incrementar sus ventas, a lo cual también se le puede llamar crédito no revolvente, porque solo se dispone de una cantidad de dinero.

Las tasas de interés del crédito revolvente suelen ser mayores, mientras que un crédito no revolvente solo se puede usar una vez, ya que la institución bancaria en una sola ocasión presenta el monto.   

En SOC, cambiamos vidas; acércate a uno de nuestros expertos que estará dispuesto a escucharte y entender tus necesidades para que obtengas el mejor crédito empresarial.

Te invitamos a que te suscribas a nuestro blog, en donde podrás encontrar la información financiera más importante.            

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí