El futuro de tu empresa no lo puedes saber con exactitud, pero sí puedes conocer su valor, el cual te puede guiar a dar mejores pasos a proyectos en camino, la mejor manera de tener está noción es con las razones financieras de liquidez.

El valor de tu empresa lo puedes saber sumando las inversiones, equipo con el que trabajas, inmueble, y la liquidez que tienes, todos estos activos son un pilar importante en la vida de una empresa.    

Razones financieras de liquidez

¿Cuáles son las razones financieras de liquidez?

Son indicadores que ayudan a la empresa a saber cuál es la cantidad de dinero que generan, de igual manera, sirve para saber qué tan rápido una compañía transforma los activos disponibles en recursos monetarios.

Con estos indicadores podrás conocer el proceso de manera cuantitativa y realizar los ajustes que creas necesarios en favor de tu empresa. 

Te  decimos cómo calcular las razones-de-liquidez.

Función de las razones financieras

¿Cómo funcionan las razones financieras de liquidez?

Las razones financieras de liquidez ayudan a las empresas a saber qué tan solventes son para pagar a proveedores, empleados y posibles cambios de mobiliario o herramientas tecnológicas.

Permiten hacer comparativas entre los diferentes periodos contables o económicos de la empresa para conocer cuál es el comportamiento de ésta durante el tiempo y tener mejores proyecciones.

¿Ejemplos de razones financieras?

Las razones que permiten identificar el grado de liquidez con el que cuenta la empresa y se utilizan los pasivos corrientes y activos corrientes.

La razón corriente, la cual indica el tamaño de deudas de corto plazo y que pueden ser sufragadas por los activos que se liquidan rápidamente. Este se calcula dividiendo el activo corriente (cuentas de caja, bancos, valores) entre el pasivo corriente (obligaciones).

La prueba defensiva, indica la capacidad de operación con los activos líquidos, que son los activos que están en caja y los valores negociables. Este se logra dividiendo el total de dinero disponible en el banco entre el pasivo corriente.    

Capital neto del trabajo, el cual sale restando los activos corrientes al pasivo corriente. Índice de solvencia el cual sale al dividir el activo corriente entre el pasivo corriente.

La prueba ácida, es un índice en que se excluyen los inventarios del activo corriente. 

Existen más indicadores, pero estos son básicos para detectar la solvencia de una empresa.

Te invitamos a que te suscribas a nuestro blog, donde encontrarás información útil para tu economía y la de tu empresa.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí