Seguramente has escuchado la frase “estar en buró de crédito”, y la asocias con algo negativo, pero ahora conocerás algunos datos de este organismo y te familiarices con su quehacer.

Descubre si tener un registro dentro del mismo es malo o no.

¿Qué es y qué significa estar en buró de crédito?

Es una empresa privada dedicada a recabar y a evaluar información referente al historial y comportamiento crediticio, tanto de individuos como de empresas.

Esta entidad lleva un amplio registro de éste y lo comparte, siempre de manera confidencial, con organizaciones financieras que lo soliciten.

Sirve para saber si una empresa o persona cumple con el perfil para obtener un crédito, o si es un agente de riesgo a quien declinarle la solicitud.

De este modo, si te preguntas cómo dejar de aparecer negativamente del buró de crédito, debes de ver cómo limpiar tu historial.

Ya teniendo claro que no hay crédito sin un buen historial crediticio, hay que preguntarse cómo saber si estoy en buró de crédito con una mala evaluación.

Datos del buró de crédito

Para que conozcas aún más este organismo, te mostramos los números con los que se maneja.

Lo más importante es lo que hace preguntarse a muchos “¿cómo saber si estoy en buró de crédito?”, o mejor expresado, cómo saber si estoy mal calificado.

Este parámetro es el score, el cual se rige por una puntuación máxima de 760 puntos, y una mínima de 456.

Si estás cerca de 500, debes de ver cómo salir de una calificación en números rojos, que es poniéndote al corriente con tus deudas, renegociando algunas de ellas.

También, se logra pagando puntualmente lo que tengas pendiente, pidiendo una carta finiquito y evaluando las causas que te llevaron a caer en morosidad.

Este se va actualizando con la información de las entidades financieras, quienes están obligadas a mantener historiales por 72 meses, 1, 2 o 4 años por el monto, según la CONDUSEF.

Puedes consultar tu historial crediticio gratis cada 12 meses, y las consultas adicionales cuestan $35.60 cada una.

Si lo que te interesa es tu score a detalle, este lo puedes obtener por $58.

Problemas de tener un mal score y mantenerlo

No hay que ver al buró como una institución juiciosa, sino neutral que solamente describe y lleva un registro.

Esto ayuda si requieres un producto financiero. Recuerda, no hay crédito sin un historial crediticio, o al menos no se obtiene tan fácil que si lo tuvieras.

Si has sido cumplido en tus pagos, no debes preocuparte; pero si tienes un score bajo lo que puede suceder es que las entidades financieras te den un crédito muy limitado.

Perderás beneficios y, lo peor, es que tal vez te lo rechacen.

Esto afecta sobre todo si planeas adquirir algo como un auto o una casa.

Si eres emprendedor te puede perjudicar los proyectos de expansión o inyección de capital.

Por lo anterior, siempre debes buscar mejorar tu estatus en el buró.

Identifica cuál es tu estatus en el buró de crédito.
Conocer tu score es fundamental para saber si debes mejorarlo o está listo para ser objeto de crédito.

Los asesores profesionales de SOC, te ayudarán a mejorar tu imagen financiera en el buró de crédito.

También te aconsejarán para no caer en incumplimientos de pagos y salir de la lista de morosos y así mejorar tu estado crediticio.

Con un buen estatus tendrás mejor acceso a los productos financieros que quieras, como créditos automotrices hipotecarios o empresariales, con menos limitantes. No lo pienses más, vale la pena.