Es cierto que cuando decides contratar algún tipo de seguro, estarás protegido ante ciertas eventualidades, pero hay que tener claro de qué va tu contrato y cómo te beneficia. Pero no te preocupes, porque aquí te explicaremos a detalle qué es el coaseguro y cómo funciona, ya que es un gasto a considerar cuando contratas un seguro.

¿Qué es el coaseguro?

El coaseguro es considerado como un mecanismo utilizado por las aseguradoras para compartir los costos de los servicios junto con el asegurado y se representa por un porcentaje que se aplica una vez que hagas uso de tu seguro. 

Al igual que el deducible, es un pago aparte de tu póliza, pero con la diferencia que, el deducible es un monto fijo que debes de pagar antes de que el seguro cubra tus gastos y el coaseguro lo solventas después de utilizar los servicios médicos.

¿Cómo funciona el coaseguro?

El coaseguro consiste en dejarle al beneficiario una parte de la responsabilidad y de la carga económica, con el fin de que él tenga una mayor participación en el uso de su seguro. 

Además, el coaseguro también funciona para que los aseguradores paguen servicios justos.

Cabe señalar que suele rondar entre el 10% al 15% y entre más elevado sea el daño o eventualidad a cubrir, mayor será la cantidad a pagar, pero eso no quiere decir que pagarás por todos los servicios, más bien sólo cubrirás un porcentaje de dichos gastos.

¿Cómo funciona el coaseguro?

Tipos de coaseguro

Como se mencionó anteriormente, el coaseguro es un acuerdo entre dos o más compañías de seguros para cubrir un mismo riesgo durante un mismo periodo de tiempo.

Además existen tres tipos de coaseguro:

  1. Coaseguro directo: la cobertura de riesgo se comparte con varias aseguradoras por decisión de la compañía inicial.
  2. Coaseguro impuesto: cuando el asegurador solicita que la cobertura de riesgo se comparta con varias compañías.
  3. Coaseguro interno: la propia aseguradora cubre el 100% del riesgo.

Coaseguro en diferentes pólizas

  • Seguro de auto: en un contrato de protección para autos puede estipularse que dos o más instituciones asumen un mismo riesgo. Incluso lo anterior se puede indicar en dos contratos por separado.

Dicho costo suele hacerse para determinadas coberturas. Las más comunes en las que se tiene que dar el importe son: daños materiales, responsabilidad civil, gastos médicos a ocupantes y robo total.

  • Seguro de hogar: si los bienes mencionados o parte de ellos fueren destruidos o dañados dentro de la vigencia de este seguro, la aseguradora conviene en indemnizar al asegurado el importe de los daños sufridos.
  • Seguro de vida: es la segunda cantidad a cargo del asegurado en una enfermedad o accidente. 

Es variable y se representa en porcentaje, generalmente 10% de la enfermedad (luego de restar el deducible).

  • Gastos médicos mayores: es una forma en la que el asegurado y la aseguradora comparten el costo de los servicios médicos. 

De ese modo, el usuario asume una responsabilidad compartida con la compañía, así como conocer y estar involucrado en cada uno de los gastos que se generen.

Conclusión

Antes de contratar un seguro, es fundamental que tengas claros los montos por deducible y coaseguro. Tu asesor SOC podrá explicarte a detalle, de la manera más clara, estos porcentajes; incluso puedes pedir ejemplos. 

No olvides analizar las mejores opciones, en SOC te brindamos la asesoría de nuestros expertos que te ayudarán a encontrar el mejor seguro personal para ti.

Fuentes y Recursos Adicionales

https://www.bbva.mx/educacion-financiera/seguros/que-es-el-coaseguro.html 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí