Te enfermas, tienes un accidente o requieres tratar algún tema de salud, debes saber que existe un producto financiero que te protege en cualquiera de estos casos. Aquí te contamos qué es un Seguro de Gastos Médicos Mayores para que consideres contratar uno y así blindar tu salud y tu bolsillo.

Definición de Seguro de Gastos Médicos Mayores

Un Seguro de Gastos Médicos Mayores está diseñado para cubrir los costos significativos de tratamientos médicos mayores como cirugías, hospitalizaciones, tratamientos contra enfermedades graves y otros procedimientos médicos costosos.

Al adquirir un Seguro de Gastos Médicos Mayores, pagas una prima y a cambio, la aseguradora se compromete a cubrir una parte o la totalidad de los gastos médicos mayores según los términos y condiciones establecidos en la póliza que hayas adquirido.

Es importante que revises detenidamente los detalles de la póliza, incluyendo los montos máximos de cobertura, las exclusiones y las condiciones específicas de la cobertura.

Algunas pólizas pueden incluir servicios adicionales como atención preventiva, medicamentos y terapias, entre otros.

Es importante que hagas conciencia que este tipo de seguro te brinda tranquilidad financiera al ayudarte a hacer frente a los costos médicos que de otra manera podrían resultar difíciles de cubrir y podrían afectar considerablemente tus ahorros o calidad de vida actual.

Asegura tu salud y bienestar con un seguro de gastos médicos mayores

Coberturas básicas

Las coberturas básicas de un Seguro de Gastos Médicos Mayores incluyen una amplia gama de servicios esenciales para atender enfermedades graves y accidentes.

La hospitalización es una cobertura fundamental, cubriendo los costos asociados a internamientos, honorarios médicos y gastos hospitalarios.

Las cirugías también son contempladas, incluidos los honorarios del cirujano y los costos quirúrgicos.

Los medicamentos suelen estar cubiertos, aunque la extensión de esta cobertura puede variar de acuerdo a lo que estipule la póliza.

Además, los servicios médicos especializados, como estudios diagnósticos, pruebas y procedimientos médicos necesarios para el diagnóstico de enfermedades, forman parte integral de la cobertura.

Algunas pólizas pueden incluir atención de urgencias y tratamientos ambulatorios. Además, se pueden ofrecer beneficios adicionales como atención preventiva, chequeos médicos anuales y vacunas.

Es crucial revisar detenidamente la póliza que contrates para comprender las exclusiones, límites máximos de cobertura y cualquier requisito específico de acuerdo a las políticas de las aseguradoras.

Beneficios y protección financiera

Los beneficios financieros de un Seguro de Gastos Médicos Mayores son amplios y proporcionan una valiosa protección económica para quienes los contratan.

El seguro cubre los costos más fuertes asociados a tratamientos médicos mayores tal y como hospitalizaciones, cirugías y medicamentos costosos derivados de enfermedades graves, accidentes o alguna incapacidad.

Lo anterior, evita que las personas enfrenten una carga financiera abrumadora en momentos de alguna crisis de salud.

Al contar con esta protección médica, los asegurados pueden acceder a atención médica especializada sin temor a comprometer o perder su patrimonio, lo que permite la búsqueda oportuna de tratamientos y la prevención de complicaciones posteriores.

La póliza actúa como un salvaguarda financiero, que protege los ahorros y activos ante gastos médicos imprevistos.

En situaciones críticas, el seguro también puede cubrir servicios adicionales como cuidados intensivos, que suelen tener costos muy altos.

También, existe la posibilidad de poder tener tratamientos experimentales e, incluso, rehabilitación.

Dentro de los beneficios financieros de un Seguro de Gastos Médicos Mayores es que no únicamente quitan una fuerte carga económica, sino que promueven el bienestar al facilitar el acceso a servicios médicos esenciales de manera oportuna.

Tus finanzas son importantes, por ello, invierte en un seguro de gastos médicos mayores.

Factores a considerar

El mejor seguro que se puede contratar, es aquel que cubre nuestras necesidades y está al alcance de nuestro presupuesto, explica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Al elegir un seguro de gastos médicos mayores, es crucial considerar factores clave para tomar decisiones informadas e inteligentes.

Los deducibles representan la cantidad que el asegurado debe pagar antes de que la cobertura entre en vigencia.

Un deducible más alto puede resultar en primas mensuales más bajas, pero implica mayores gastos iniciales.

Los coaseguros, el porcentaje de costos médicos que el asegurado asume después del deducible, también influyen en los pagos personales.

Es vital evaluar estos aspectos junto con los límites de cobertura, que establecen el tope máximo que la aseguradora pagará en un determinado periodo.

Revisar estas variables es esencial para seleccionar una póliza que se adapte a tus necesidades individuales y te brinde una protección financiera adecuada.

Además, la CONDUSEF califica anualmente el servicio de las aseguradoras. Revisa esta evaluación e identifica el desempeño de las compañías que te interesan.

Dicho organismo te da las siguientes recomendaciones:

  • Compara antes de contratar tu seguro, ten al menos 3 cotizaciones diferentes.
  • Nunca firmes ningún contrato, ni ningún documento si no estás completamente satisfecho o si no comprendes el alcance de la cobertura que te ofrecen.
  • En caso de firmarlo, debes saber que el artículo 25 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro, concede un lapso de 30 días para presentar una inconformidad y solicitar la rectificación correspondiente o cancelarlo.
  • Consulta el Buró de Entidades Financieras, es útil para comparar opciones de acuerdo a las reclamaciones, sanciones y calificaciones de las aseguradoras que ofrecen el producto.

Conclusión

Recuerda que un seguro de gastos médicos mayores es un contrato que te ofrece cobertura financiera para tratamientos médicos de costos altos, como cirugías y hospitalizaciones.

Es una alternativa útil y práctica, pues, al aligerar la carga en el momento de tener un imprevisto, enfermedad y/o incapacidad se convierte en una inversión.

Los conceptos clave que debes contemplar para contratar uno son los deducibles, la cantidad inicial que el asegurado paga antes de la cobertura, coaseguros, el porcentaje de costos compartidos y límites de cobertura, estableciendo el máximo que la aseguradora pagará.

Es esencial evaluar las necesidades individuales al seleccionar un seguro, considerando factores como la salud, presupuesto y estilo de vida.

La elección de una póliza adaptada a circunstancias específicas garantiza una cobertura adecuada, evitando sorpresas financieras y asegurando protección efectiva en momentos críticos de salud.

Contrata un Seguro de Gastos Médicos Mayores con la ayuda de un Asesor SOC.

Fuentes y recursos adicionales

https://amisprensa.org/public/documentos/seguro-de-gastos-medicos-36.pdf

https://www.condusef.gob.mx/?p=contenido&idc=751&idcat=1

https://www.gob.mx/condusef/articulos/seguro-de-gastos-medicos-mayores-177570

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí