Cuando se compra una casa se buscan las condiciones más favorables para las finanzas individuales o familiares, aunque a veces puede haber cambios tanto en lo personal como en el entorno económico, que nos pueden llevar a pensar en una mejora de hipoteca.

Vemos actualmente un escenario muy postivo para hacerse de un contrato de hipoteca. Explica Enrique Margain Pitman, director ejecutivo de crédito hipotecario en HSBC, que el Bono M (emitido por el Gobierno Federal) proyectado a una década, llegó a bajar más allá del 6% en 2020.

Si tenemos en cuenta que este bono es el referente para establecer los intereses de las hipotecas y es de renta fija, se puede ver que a 20 años las tasas de interés se mantendrán debajo de 8%.

Es atractivo ver estos números, pero ¿qué pasa con aquellas personas que hicieron un contrato de hipoteca previo a 2020? ¿O en general que quieren optimizar o reducir hipoteca? ¿Se puede mejorar? ¿Cómo?

Tips para el mejoramiento en la hipoteca de casa

La respuesta es que sí se puede mejorar, y el cómo, te lo mostramos a continuación, con las diferentes opciones que hay.

Optar por el refinanciamiento

Puedes acercarte al banco con el cual adquiriste tu crédito, y buscar renegociar los términos, reducir hipoteca mediante un ajuste en la tasa de interés, o bien un cambio en ésta, reajustar el plazo por uno más amplio o quizá más corto, incrementar o reducir los pagos, etc.

Hay que considerar pagar comisión por refinanciamiento, gastos de gestoría, y cualquier otro que el banco determine a este respecto.

Considerar la mejora de hipoteca

Si no puedes llegar a un acuerdo con el banco, o lo nuevo que te proponen no es algo que te beneficie, puedes trasladar tu hipoteca a otra entidad bancaria, siempre y cuando obtengas el consentimiento del acreedor, el cual es necesario para la sustitución de hipoteca.

Esto conlleva gastos, como pago de comisiones de subrogación, comisiones de apertura en la nueva entidad bancaria, y posiblemente gastos obligados en productos asociados, como seguros.

Aspectos a tener en cuenta

Parte de conocer cómo funciona una hipoteca es saber qué debes de tomar, hay diversos factores a sopesar antes de decidir mejorarla.

El primero es analizar el mercado y las ofertas, ver si hay algo sustancialmente diferente a lo que quieres cambiar. Puedes hacer uso de un comparador para hacerte esto más fácil.

Analiza también si lo que resta por pagar es demasiado aún o no, pues si has avanzado mucho en las cuotas, cambiar de hipoteca no será lo mejor, por los gastos que conlleva.

Los gastos y requisitos particulares pueden variar según el criterio de cada entidad financiera. Aunque en general lo que necesitas para hacer el cambio, es que el crédito solicitado haya sido para adquisición, remodelación o construcción, tener un mínimo de un año con dicho crédito, y estar puntual con los pagos.

Acude con el equipo experto de SOC, que te asesorará de manera pormenorizada en cuanto a cómo funciona una hipoteca en caso de querer mejorarla, y los detalles de un crédito hipotecario.

Los profesionales de SOC están siempre dispuestos a ayudarte y guiarte en este tema, para que tomes la mejor decisión.