¿Estás pensando en solicitar un crédito empresarial simple o ya lo tienes autorizado? Conoce 5 opciones en las que puedes destinarlo y haz crecer tu negocio.

Las pequeñas y medianas empresas son pieza clave en la economía de México, el INEGI nos dice que existen aproximadamente 4,230,745 unidades económicas, de las cuales 99.8% son PyMEs, mismas que representan 52% del PIB y quienes generan empleos en todo el país.

Y una manera de tener de llegar al éxito es por medio de un crédito empresarial, el cual facilita que las empresas amplíen sus ideas de negocios, teniendo como objetivo impulsar el crecimiento económico y la creación de empleos, además de identificar y ampliar soluciones eficaces, como el desarrollo, pero, ¿qué conlleva adquirirlo? 

El crédito simple va orientado a las empresas que tienen en puerta un proyecto específico y requieren fondearlo o que necesiten cubrir algún imprevisto financiero, obteniendo el recurso completo, liquidándolo en mensualidades ajustadas a su capacidad de pago.

¿Cómo utilizar el  crédito empresarial simple?

Adquirir activos fijos: 

Con la compra de bienes pondrás en marcha el desarrollo de tu empresa como edificios, terrenos, equipo de oficina, mobiliario, equipo de cómputo, equipo de transporte, equipo operativo, etc.

Financiamiento de proyectos de inversión: 

Podrás obtener una ganancia a futuro, es decir, es una propuesta de acción que, a partir de la utilización de los recursos disponibles.

Considera posible obtener ganancias a corto, mediano o largo plazo.

Utilizar este financiamiento te ayudará a seguir operando con normalidad.

Capital de trabajo permanente: 

Con esto se refiere a la capacidad de una empresa para llevar a cabo sus actividades con normalidad a largo plazo, esto quiere decir el flujo de efectivo.

Y puede ser calculado como los activos circulantes que sobran en relación a los pasivos de largo plazo.

Fortalecer tu ciclo productivo:

Cuando la empresa va bien, a veces la demanda es alta y requieren un mayor financiamiento.

Es en esos casos cuando es ideal contar con más capital para así fortalecer tu ciclo productivo y cumplir con el requerimiento de tus clientes.

El crédito simple te entrega la posibilidad de contar con recursos para que tu empresa siga creciendo.

Imagen positiva ante entidades financieras:

Esto impacta favorablemente la calificación de la empresa, factor que se utiliza para establecer el grado de riesgo.

Ser considerada como una entidad de bajo riesgo, hace que, en el futuro, la aprobación de un nuevo crédito sea más rápido, o que logre mejorar las condiciones como tasa de interés o plazo contratado.

Que las empresas cuenten con un financiamiento es fundamental hoy en día para mejorar las condiciones de competencia y operar su negocio.

El crédito simple es un gran aliado siempre y cuando no se registren atrasos en los pagos.

¿Te interesó este artículo? entonces inscríbete a nuestro newsletter SOC y no te pierdas de este y todos los temas financieros que tenemos para ti.

Recibirás a tu correo los artículos más relevantes para que seas todo un experto financiero.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí