Adquirir la casa de tus sueños es un paso enorme, el cual sabemos conlleva muchas decisiones, emociones y cuestionantes. Para ti que decidiste el crédito hipotecario como el método para tener tu hogar, en esta nota nos enfocaremos en hablar sobre un tema que con solo escucharlo ya causa estrés e incluso desinterés: la deducción de impuestos. 

Por si lo dudabas, sí es posible deducir impuestos de tu crédito hipotecario, solo que lo único capaz de ser deducido son los intereses, aun así, es recomendable que los incluyas a la hora de hacer la declaración anual de impuestos. 

Deduce tu crédito hipotecario

Estamos seguros de que casi para todos, la deducción de impuestos es benéfica, pero antes de poner manos a la obra, lo primero que debes de ubicar es qué tipo de contribuyente eres, las opciones son persona física o jurídica.  

Como nota, si ganas menos de 400,000 pesos al año, la empresa para la que trabajas se encargará de hacer tu declaración anual a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la devolución será a través del área de Recursos Humanos. Para el resto de las personas físicas es su responsabilidad realizar la declaración anual. 

¿Cuándo deducir mi crédito hipotecario?  

Para poder hacer una declaración anual ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), es necesario que presentes la deducción de tus gastos, incluyendo los de tu crédito hipotecario, antes del 30 de abril, máximo.  

Es importante revisar que el ejercicio que se esté presentando sea el de año anterior, por ejemplo, 2022, con una declaración normal y el periodo también sea del ejercicio del año que corre.

¿Por qué deducir mi crédito hipotecario?  

La respuesta es muy sencilla, al ser un gasto alto, a quién no le gustaría que una parte de ese mismo le sea devuelto. Es posible que puedas deducir los intereses que has pagado por tu casa a tu favor en tu declaración anual de impuestos y pagar menos dinero de contribuciones. 

Para este punto es bueno considerar que no se puede deducir el total del préstamo, solo serán tomados en cuenta los intereses reales de este, los cuales no deberán exceder de los 750,000 UDIS (Unidades de Inversión), que equivalen más o menos a la cantidad de $5,000,000 MXN.  

Cómo hacer la deducción 

Bueno, para este punto ya tenemos la información necesaria para entender de que va la deducción del crédito hipotecario, ahora es momento de pasar a todo el proceso que se requiere hacer.  

¿Cómo se calcula la devolución de impuestos de un crédito hipotecario? 

Los intereses reales son la representación del rendimiento obtenido en el pago de tu crédito hipotecario y aunque no suene como algo sencillo de calcular, solo se requiere de un poco de aritmética; se calculan al restar la tasa anual de inflación, a la tasa de interés que se pagó, por esto, los intereses reales podrán cambiar año con año. 

Después de entender mejor el significado de los intereses reales, hay que hablar de los requisitos totalmente necesarios para iniciar con la deducción del crédito; necesitas el RFC, correctamente dado de alta con la institución que otorgó el préstamo y de igual manera con la dirección del inmueble. Tómate tu tiempo para cerciorarte que estos datos estén bien escritos para así poder avanzar en el proceso. 

¿Cómo hacer la deducción de mi crédito hipotecario?  

Con los requisitos ya antes mencionados, solo tendrás que solicitar el documento que avalará la cantidad de dinero pagado de tu crédito hipotecario y la deducción de este, el cual es: la constancia de intereses. Es muy sencillo de solicitar, acude a tu banco o institución donde tramitaste tu crédito, ellos te la expedirán. Es el comprobante fiscal que sí o sí necesitas para tu declaración anual de impuestos. 

Ya estas muy cerca de lograrlo

Posterior a esto deberás dirigirte a la página web del SAT y elegirás la sección de “Declaración de impuestos”, es importante considerar que solo serán válidas las constancias siempre y cuando contengan el nombre, dirección, RFC, dirección del inmueble y cantidad total de los intereses reales pagados de la persona que solicitó el crédito hipotecario. 

Para seguir teniendo más claridad sobre impuestos y los créditos hipotecarios, te recomendamos leer esta nota: https://blog.socasesores.com/impuestos-iva-e-isr-en-credito-hipotecario/  

Ya estás listo para levantarte y tomar acción en tu declaración anual de impuestos, con la buena noticia de que el haber pagado la casa de tus sueños puede traerte saldo a tu favor, y solo necesitas de un documento para lograrlo. 

En cualquier momento el día puedes consultar más información como esta, especializada en finanzas y diferentes tipos de crédito, ya que en el blog de SOC traemos para ti notas que además de ayudarte a aclarar dudas, conocer de temas de tu interés, también te ofrecen tips para aplicar día a día y mejorar tu estado financiero. Te invitamos a suscribirte, no te arrepentirás. 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí