¡Qué dilema! Si buscas independizarte, pero no sabes si es mejor comprar una casa o rentar, aquí te lo decimos.

Esta es una disyuntiva recurrente ya que, al ser una decisión importante es necesario realizar una evaluación y planificación financiera ¿comprar o rentar? ¿Qué es mejor? Esta decisión depende de muchos factores, como son: la edad, tu situación financiera, los planes a futuro, si cuenta con propiedades actualmente, la colonia en la que desees vivir, por mencionar algunas.

Ventajas de rentar 

La cantidad que deberás pagar por moverte a una casa rentada será siempre inferior al primer pago de la compra de una vivienda.

  • No tienes que pagar impuestos ni seguro de vivienda:

Esto significa que te puedes ahorrar mucho dinero en costos adicionales asociados con la propiedad de una casa que hacen que la cantidad que pagas como inquilino sea mucho más baja.

  • El mantenimiento no es un problema:

Estos costos también se acumulan y, a menudo, deben pagarse de inmediato, lo que puede generar estrés en cualquier presupuesto.

  • El traslado es más fácil:

Si vives un estilo de vida más nómada, es más fácil rentar porque los traslados resultan más sencillos.

Ventajas de comprar

Podrás comenzar a planear una vida a futuro porque definitivamente es una buena inversión:

  • Comprar una vivienda a través del crédito hipotecario:

Con las condiciones actuales de financiamiento, te permite ir creando patrimonio.

  • Comprar es más barato que rentar casa:

Aunque esto suene un poco extraño, con el tiempo, no tendrás que preocuparte por ahorrar dinero y entregárselo al casero de manera mensual, pues ya posees una propiedad en la que puedes habitar sin nadie que te moleste.

  • Te da la oportunidad de controlar tu vida y el espacio en el que habitas:

Te brinda una independencia económica cuando lo utilizas para ganar dinero por medio de rentas.

  • Te brindará estabilidad:

Cuando compras se acaban las mudanzas año tras año, las que llegan a afectar tu bolsillo y la estabilidad de tu familia.

  • Podría representarte ahorro de impuestos:

Todo depende de cada situación financiera y de las leyes que apliquen en tu lugar de vivienda, por lo que, podrás deducir los intereses de tu préstamo hipotecario de los impuestos anuales.

Además, si decides rentar la casa que has comprado, todo el dinero que recibas por este se irá a parar a tu propio bolsillo.

No existe una respuesta absoluta para saber qué es lo mejor. Sin embargo, la teoría dice que si el Price to Rent Ratio (Relación Precio/ Alquiler) es mayor a 20%, es más conveniente rentar el inmueble. Si es menor a 15, conviene comprarlo. 

Por tal motivo, si deseas adquirir una vivienda y necesitas un crédito hipotecario, con nuestra Guía para comprar una casa podemos ayudarte, porque podrás conocer los requisitos, la forma más fácil de hacerlo y el paso a paso de comprar una casa.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí