Para la familia siempre será una prioridad cuidar lo más importante y uno de estos elementos es, por supuesto, el lugar en el que se vive, por lo que es un sitio que debe protegerse. Conoce los seguros de hogar, sus ventajas y coberturas.

¿Por qué considerar un seguro de hogar?

Los imprevistos están a la orden del día, entonces hay que desarrollar una mayor conciencia respecto al cuidado de los hogares, ya que solamente 4.5% de los mexicanos cuenta con uno de estos seguros, algo alarmante si hablamos de una gran inversión y un patrimonio que no debe dudarse en cuidar.

Seguridad para casa: lo que debes saber

Lo básico es entender que este tipo de contratos significan que los riesgos que puede correr un hogar, por ejemplo robos, incendios, sismos o daños a terceros (dependiendo de la cobertura), son asumidos por la aseguradora.

Para obtener uno de estos seguros de hogar, aparte de otros datos que requiera la empresa que prestará el servicio, lo principal que se necesita son los datos del solicitante, información de la casa o departamento, y los valores y bienes que se quieran asegurar.

Algo a tener en cuenta a la hora de saber qué cubre un seguro de hogar básico, es conocer la zona en la que se ubica tu vivienda, ya que si es propensa a sufrir catástrofes como huracanes o si está en un lugar de considerable actividad sísmica, la cuota va a ser mayor respecto a las viviendas que se localicen en puntos más estables. 

De esta forma, es importante conocer los riesgos a los que está más propensa tu residencia, para que sepas qué seguro de hogar contratar y no pagues por aquello que difícilmente necesitarías. A continuación te exponemos algunos de los aspectos que se cubren.

¿Qué seguro de hogar contratar?

Los paquetes cambian de acuerdo a la aseguradora y necesidades de quien contrata, pero dentro de lo que cubre un seguro de hogar básico, normalmente están:

  • Daños materiales: se prevén desde variaciones en el voltaje que afecten electrodomésticos, hasta explosiones, cristales rotos e incendios.
  • Robo: por si sufres un asalto en casa y tus bienes y/o dinero son sustraídos.
  • Responsabilidad civil: si por algo ocurrido dentro de tu vivienda se afecta a las viviendas vecinas o a algún tercero.

Si buscas algo más específico en seguridad para casa, están también coberturas como:

  • Perdida de ingresos: si ocurre algún problema de salud del titular o su fallecimiento, la aseguradora cubre parte del presupuesto familiar.
  • Cuidado de mascotas: si te gusta viajar, no tienes que preocuparte por quién estará al pendiente de tus animalitos, pues hay servicio de cuidados veterinarios.
  • Desastres naturales: lo que apuntábamos más arriba, si vives en una zona propensa a fenómenos como sismos, tornados, tormentas (inundaciones y derrumbes) y huracanes, es de gran utilidad esta cobertura.
  • Asistencia: por si sucede alguna falla en las chapas, tuberías, sistema eléctrico, etc. 

Revisa con las distintas aseguradoras los demás paquetes que ofrecen. Un consejo es que a la hora de firmar el contrato, compruebes que los datos sean correctos, checa las sumas que se aseguran, y el deducible.

Para mayor seguridad, asesórate con expertos, como SOC, respecto a cuál es el seguro de hogar que más te conviene, así estarás tranquilo y cubierto, pagando lo justo.