Ahora lees: ¿Cuál es la diferencia entre un crédito simple y uno revolvente?

¿Cuál es la diferencia entre un crédito simple y uno revolvente?

Empresarial

Publicado por
Carmen

18 mayo, 2020

A lo largo de la vida de una empresa surgen diversas necesidades a cubrir, es por eso que las instituciones financieras han diversificado sus soluciones bancarias para ayudarles en su crecimiento y expansión, entre ellos destacan el crédito simple y el crédito revolvente, pero… ¿cuál es la diferencia entre los dos?

Ambos financiamientos tienen su propia personalidad, usos y momentos idóneos para ser utilizados. Ninguno es mejor que otro, simplemente sirven para cosas distintas dependiendo la necesidad empresarial.

¿Qué es un crédito simple?

El crédito simple es un crédito a largo plazo que se otorga a empresas del sector comercio, industria o servicios y puede ser destinado, por ejemplo, para la compra de activos fijos de tu empresa, para aumentar la capacidad de producción del negocio o para la construcción de una fábrica.

De acuerdo con la Condusef, hay distintos tipos de crédito simple:

  • Sin Garantía. Se dispone en una sola ocasión, tiene un plazo, monto y tasa determinado.
  • Con Garantía Hipotecaria. La garantía es un bien inmueble, puede ser una propiedad particular o un bien de la sociedad acreditada.

¿Cómo funciona el crédito revolvente?

El crédito revolvente, cuenta con un monto disponible para usarse, el cual se determina en el momento en que se otorga (línea de crédito) y se puede disponer de él cuantas veces se requiera, conforme se hagan pagos parciales o totales. 

Dentro de los usos más comunes está el de Capital de Trabajo como compra de:

  • Activos fijos:
    • mobiliario
    • equipo de transporte
    • maquinaria
  • Mejorar el surtido y los inventarios
  • Ampliar o remodelar instalaciones
  • Cubrir pagos a empleados y proveedores.

En resumen: 

Crédito revolventeCrédito simple
Usas tu línea de crédito las veces que lo requieras, conforme se hagan pagos parciales o totales y generalmente es a 12 meses.Es un crédito que tiene un plazo entre 3 y 5 años largo plazo, con tasa fija y que puedes volver a solicitar una vez que se haya cubierto la deuda. 

Acércate a un Asesor SOC y obtén el crédito empresarial que tu negocio realmente necesita. 

*Con información de Condusef, HSBC y SOC Líderes en Asesoría Financiera.

Nueva llamada a la acción

Etiquetas Populares

Crédito empresarial

Articulos Relacionados

Mantente actualizado

Para recibir más publicaciones de nuestro blog suscribete